ARGENTINA, UN PAÍS EXTENSO, CON UNA GEOGRAFÍA CONTRASTANTE Y VARIADA
ARGENTINA, UN PAÍS EXTENSO, CON UNA GEOGRAFÍA CONTRASTANTE Y VARIADA

La República Argentina, con casi 3,8 millones de kilómetros cuadrados, se ubica en el Hemisferio Sur del continente americano. Limita con Uruguay, Paraguay, Brasil, Bolivia y Chile en sus fronteras y con el Océano Atlántico al este.

Un país de contrastes que va desde la Cordillera de los Andes al oeste, que bordea de norte a sur el país en el límite con Chile, con su cumbre máxima a los 6.960,8 metros en el Aconcagua, hasta la planicie pampeana y el litoral atlántico, pasando por serranías, numerosos bosques, selvas, desiertos y valles fértiles. La biodiversidad de ecosistemas facilita también el desarrollo de una rica fauna y flora. Muchos de los sitios naturales que se encuentran en el país han sido protegidos como áreas, reservas o parques nacionales. Algunos de los principales productos de la naturaleza acceden a un reconocimiento mayor en su carácter de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

La Argentina posee una amplia variedad climática. Templado y húmedo en la llanura pampeana, frío y húmedo en la Patagonia oeste, subtropical en la Mesopotamia, y cálido en el Noroeste. Las elevaciones más altas en todas las latitudes son las que experimentan condiciones más frías, con un clima árido y “nival montano”, donde la amplitud térmica es otra característica común.

La gastronomía típica que va desde el asado hasta el mate, pasando por los platos regionales y los alfajores con dulce de leche; las danzas tradicionales como el tango (baile de parejas a un ritmo de 2 por 4 que nace en Buenos Aires en el siglo XIX y hoy es difundido internacionalmente), o el folclore, con las diferentes formas coreográficas que adopta en cada región.

La pasión por el fútbol y el fanatismo por sus principales clubes y jugadores, siendo Boca Juniors y River Plate los más populares, representan un distintivo de la Argentina. Un país para visitar y disfrutar.